La ascensión al Everest. Daniel Pastor Vega 4.0.

La ascensión al Everest de John Hunt.
Daniel Pastor Vega 4.0.

Los ratos libres de las últimas semanas los he dedicado a un libro singular: ‘La ascensión al Everest’ de John Hunt, director de la primera ascensión con éxito al pico más alto de la tierra.

Este texto debería ser un libro de cabecera para aquéllos que aman el género literario que establece la montaña como epicentro de su narrativa. Y además lo recomiendo a todos los que anhelan leer sobre las limitaciones del hombre y la fuerza de voluntad que puede llegar a superarlas. Cada uno podrá extrapolar tales experiencias a su vida.

La ascensión al Everest

Pero también puede servirnos para aprender a mejorar nuestra empresa:

Trabajo en equipo. Si Hillary y Tenzing llegaron a la cima el 29 de mayo de 1953 no fue por la exclusiva labor de ellos dos. Una empresa de esta magnitud requirió el sacrificio de multitud de personas: porteadores, escaladores marcando rutas, cocineros, médicos... En total, más de 500 personas. Del trabajo en equipo Tenzing dijo: «No se sube una montaña como el Everest tratando de trabajar solo o en competencia  con tus compañeros. El trabajo en equipo se hace lenta, cuidadosamente y sin egoísmos. Por supuesto que me gustaría llegar a la cumbre por mí mismo; es lo que he soñado toda mi vida. Pero si lo logra otra persona, lo asumiré como un hombre y no lloraré como un niño». Orientación al resultado. La expedición que conquistó el Everest era británica. Sin embargo, fue finalmente un  neozelandés (Edmund Hillary) junto con el nepalí Tenzing quienes completaron el proyecto. El director de la expedición decidió que eran los mejores preparados. Lo importante era conseguir el objetivo, con independencia de las nacionalidades.  Planificación. Uno de los aspectos más atrayentes del libro es el modo en que el autor expone los detalles del gran preparativo previo.  Liderazgo. A menudo el desafío del momento determina el líder elegido. ¿Por qué? Porque cada persona tiene fuerzas y debilidades que entran en juego para bien y para mal. Ese fue el caso en el equipo del Everest mientras encaraban cada etapa del ascenso. Cada integrante del equipo tiene su valor. Sin embargo, es importante evitar el llamado mito de la mesa redonda. Es la creencia de que todos en el equipo son iguales y de que éste puede funcionar igual, sea quien sea el que está al mando. Eso no es cierto.  Gestión del conocimiento. Los grandes logros de la historia se componen de muchos pequeños hitos que contribuyen a que se culmine con éxito la empresa. Por eso le honra al autor del libro la mención a todos aquellos que intentaron conquistar el Everest con anterioridad y que, sin conseguirlo, contribuyeron  de manera determinante al resultado posterior.

La ascensión al Everest de John Hunt.
Daniel Pastor Vega 4.0.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *