Innovar no es sólo lanzar nuevos productos

Innovar no es sólo lanzar nuevos productos: Taxi 2.0.

Hace mucho tiempo que dejé de pensar que innovar no es sólo lanzar permanentemente nuevos productos al mercado, más bien se trata de tener una mente abierta desde el punto de vista empresarial  tal que permita realizar las cosas más simples, cotidianas y comunes de una manera distinta, mejor. Durante este verano he conocido el caso de una pyme (más pequeña que mediana) que invita a la reflexión. El mensaje es que la tecnología está al alcance de todos, tan solo hay que querer hacer uso de ella.innovar nuevos productos ¿Hay algo más tradicional que un taxi? ¿Se puede innovar en este negocio? Pues resulta que un taxista de Oviedo sí lo está haciendo. Más conocido como ‘el taxista twittero’, este asturiano lleva pocos meses en Twitter pero más de seis años gestionando sus recogidas a través de su página web donde, con 12 horas de antelación, los pasajeros apuntan sus datos en el formulario electrónico y él aparecerá en su puerta a la hora acordada. Asegura que el 30% de sus clientes solicita sus servicios a través de Internet. En una mañana normal, este  empresario taxista –siempre con su Blackberry–  puede haber llevado al aeropuerto a un cliente, haber actualizado su blog y negociado un presupuesto con un potencial cliente para un desplazamiento a León mediante  dos mensajes privados en Twitter. Su vehículo no es un taxi cualquiera. Por fuera, igual parece el típico coche blanco con una luz verde encima. Pero por dentro es un servicio multimedia completo: con un mini PC, Wi-fi e impresora portátil. Podrás pagar con tarjeta o Paypal. ¿Te has olvidado de imprimir la tarjeta de embarque? Lo podrás hacer por el camino. No todos los taxistas se toman su profesión tan en serio. Incluso mantiene un blog con fotos de paisajes de su ciudad. «Mi trabajo como taxista es hablar sobre las posibilidades que existen aparte de las rutas habituales », asegura. Además de los lugares típicos, también da consejos sobre bares de copas, restaurantes y hoteles. «Twitter tiene muchas posibilidades para todo tipo de profesión. Sólo falta que la gente crea en ello», declara el empresario. «Cuando me llega un ‘tweet’, reacciono con la misma seriedad y rapidez que a un SMS, con un minuto de retraso aproximadamente». A veces cuando vemos las soluciones y aplicaciones en ‘social media’ de grandes corporaciones creemos que sólo ellas son capaces de generar algo novedoso y que revolucione la manera de hacer las cosas. Muchas veces pensamos que es producto de todo su arsenal de dinero y relaciones públicas. Pero como el propio taxista reconoce, «no hago cosas extraordinarias sino cosas ordinarias de forma extraordinaria».

Daniel Pastor Vega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *