Daniel pastor vega: El salto de Fosbury

Daniel Pastor Vega: El salto de Fosbury

En este artículo de Daniel Pastor Vega, realiza un breve análisis acerca de la importancia de la innovación y la creatividad como mecanismos imprescindibles para atravesar situaciones de crisis, utilizando un símil deportivo poniendo como ejemplo a Fosbury y su novedosa técnica en el salto de altura. Daniel-Pastor-vega-salto-fosbury

Es posible que no recuerde o no sepa quién es Dick Fosbury. Pero cuando vemos una competición de salto de altura, no hay saltador que no lo haga al estilo que este atleta de Oregón inventó: el característico salto de espalda.  Fosbury empezó a experimentar con esta nueva técnica, luego llamada Fosbury Flop, cuando tenía 16 años, pues encontraba demasiado difíciles los estilos de salto que entonces se utilizaban, principalmente el de tijera. Hoy todos los saltadores de altura de élite emplean el Fosbury Flop y su mayor eficacia está sobradamente demostrada. ¿Por qué les cuento esto? Porque quiero hablarles de la crisis y de alguna solución. Hace unos meses la directora de marketing de una importante empresa de transporte de Málaga perdió su trabajo al ser suprimido su departamento. Sí, tal como lo cuento. Cuando llegan las vacas flacas siempre se repite la misma historia: el principal damnificado es el departamento de marketing  y comunicación. En esta época de crisis, la tendencia de la mayoría de las empresas es evitar cualquier tipo de acción publicitaria para reducir al máximo sus gastos. La publicidad pasa de ser una inversión a considerarse un gasto. Éste es un gran error de planteamiento. Hay una dinámica perversa en la decisión que afectó a mi amiga y que puede ser muy perjudicial para nuestras empresas: Al disminuir los clientes y los ingresos, la empresa reduce sistemáticamente sus costes, provocando un empobrecimiento de su imagen, lo que provoca asimismo un empeoramiento de la situación y esto, finalmente, conduce a una caída de sus ingresos. Cabe preguntarse por qué, ante una situación tan excepcional y crítica como la que soportamos actualmente, no aplicamos recetas creativas e innovadoras. Les propongo que realicen un análisis detallado de las causas por las que las ventas de su empresa han caído: ¿Pierdo clientes o es que ellos también se están quedando sin negocio?, ¿Por qué pierdo clientes? ¿Cómo puedo retenerlos? ¿Dónde están mis nuevos clientes? Una vez realizado el diagnóstico, hay que plantear fórmulas innovadoras: ¿Qué productos o servicios necesitan mis clientes? ¿Puedo ofrecerlos? ¿Puedo negociar con mis empleados (horarios, jornadas, etc.)? ¿Puedo reciclar al personal? Finalmente, hay que ejecutar las nuevas estrategias surgidas de estos planteamientos. Recientemente he sido testigo de dos adaptaciones al nuevo entorno; valgan como ejemplo de lo que quiero expresar:

  • Empresa de artes gráficas. Reducción de jornada laboral de la plantilla. Reducción de los salarios un 30%. Redefinición de horarios/tareas para mantener dos turnos de producción de manera que los clientes no sean perjudicados.
  • Empresa de instalación de muebles de cocina. Ante la caída de la demanda, reorienta su negocio al diseño de muebles de interior.

El mensaje es que no vale con recortar de manera sistemática; la crisis pasará y de lo que se trata es de atravesar este desierto. El marketing sigue siendo necesario. Disponer de una marca sólida y una comunicación coherente con la imagen que queremos transmitir nos ayudará a diferenciarnos de nuestros competidores. Esto es crítico para la supervivencia actual y el fortalecimiento futuro de  nuestro negocio. Lo que tenemos que hacer es analizar si nuestra estrategia de comunicación es la adecuada o si podemos hacerla más eficiente, como hizo Fosbury, con creatividad.

Daniel Pastor Vega
Presidente de la Cátedra de Viabilidad Empresarial.

One thought on “Daniel pastor vega: El salto de Fosbury

  1. El problema no esta en dónde no tienen que recortar, sino en el desconocimiento de lo que es el marketing. Basicamente, poco se dan cuenta de que el marketing es la piedra angular de la empresa. Peor todavia, hay empresas que suelen contratar por separado las distintas herramientas del marketing, haciendo que varias empresas trabajen en conflicto. Creo que mientras no se tome el marketing en serio, o mientras lo sigan desvinculando de los demas conceptos como la contabilidad, estrategia empresarial, siempre se despedirá a alguien de marketing. El responsable de Marketing es como un verdadero amigo. Siempre esta cuando las cosas van mal. Por lo menos tiene que ser asi.

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *